martes, 20 de mayo de 2008

MESOPOTAMIA: UR-NAMMU Y LAS SOMBRAS DEL INFRAMUNDO

La muerte es vista como algo negativo, se realizaban las actividades pensando en que no había mas vida después de la muerte, en muchas ocasiones las representaciones con respecto a la muerte iban relacionadas con la aparición de seres divinos como es el caso de Giglamesh y Ur-Nammu, dejando ver a la par la relación de estos con la realidad material del pueblo mesopotámico, una realidad agrícola.

Estas historias permitían entender la construcción de la muerte en un ambiente cotidiano relacionándola con la cosmogonía mesopotámica y su realidad material (ya sea este el cotidiano vivir o la naturaleza).

Algo que se debe recalcar con respecto a las figuras divinas representadas en estas historias es el proceso conocido como , Evemerismo, este es un proceso por el que pasan los ciudadanos, consiste en divinizar un personaje importante ya sea por sus acciones cuando estaban en vida, por esto se puede decir que el proceso de evemirismo era implementado para darle inmortalidad a alguien, en pocas palabras eran para ser recordados aunque obviamente en el significado mesopotámico esto era distinto, debido a que estos personajes pasaban por el evemerismo para así ser y poder ser considerados por los demás unos dioses.

El poema de Giglamesh del 2600 a.C. es el mejor ejemplo de muerte para el antigua Mesopotamia ya que reúne el pensamiento de diferentes pueblos (sumerios, acadios, babilonios y asirios), el poema refleja el miedo a la muerte, puesto que gran parte de este escrito se dedica a describir la búsqueda de vida eterna por parte de Giglamesh demostrando una reacción de miedo en general frente a la muerte.

Ereshkigal reina el inframundo, un lugar frío y oscuro donde todas las almas llegan y donde solo pueden consumir lodo y cieno. Las almas reciben ofrendas y recuerdos por parte de sus allegados y es lo único que hacen en el inframundo.

Hasta los dioses en el inframundo pueden perder su inmortalidad, como el caso de Inanna.

En el mundo mesopotámico tenían una simbología mística acerca de la tierra, el cielo podría ser representado para los dioses superiores y lo inferior de la tierra es el inframundo, un dato curioso acerca del inframundo es que es un sitio un poco desagradable para vivir, ya que lo describían como un lugar polvoriento con agua salada, además este lugar era considerado como tierra del no retorno pero acá entra un tema interesante con respecto a distintos personajes que pudieron regresar a la tierra de los vivos, un ejemplo claro es el de la diosa Inanna, el cual podía haber una resurrección y también se vieron varios casos.

Aunque el mas allá era un lugar lúgubre, los mesopotámicos realizaban rituales para que el transito de las almas fuera tranquilo y no se quedaran en el mundo de los vivos causando estragos; estas almas que se quedaban causando estragos eran aquellas que no estaban bien enterradas o morían en combate.

Un ejemplo del pensamiento sobre la muerte en Mesopotamia lo podemos ver en la historia sobre la muerte de Ur – Nammu, mostrando la muerte de un rey al igual quela sumisión de la sociedad al caos por este evento. Este es un claro ejemplo de cómo se representaba el mas inframundo, un lugar donde los muertos nunca satisfacían sus necesidades por si solos, así que, tenían que recurrir los seres cercanos a hacerlo, este tipo de casos más que todo se veían entre las clases bajas de la sociedad mesopotámica.


RITUALES REALIZADOS:

Enterramiento: Era la forma mas común para ayudar a las almas a ir al mas allá, comúnmente se realizaba cerca o debajo de la casa donde vivian los familiares aunque en algunas ocasiones se podían ver necrópolis a las afueras de las ciudades.

El entierro era una practica sencilla en donde los difuntos eran enterrados con pertenecías útiles o de gran valor, tanto sentimental como emocional; aunque por el contrario, en algunas ocasiones estas pertenencias eran quemadas por protección de robos.

“Cuidado de los difuntos”: Ceremonia por la cual se honraba a los ancestros, entregaban ofrendas y se enterraba al difunto. En caso de ser cabeza de familia, se le otorgaba al hijo varón, mayor la custodia de la familia. En muy pocas ocasiones este trabajo quedaba en manos de una mujer.

“Proceso del muerto después de la muerte” Regresando al inframundo y para finalizar es adecuado señalar que en el inframundo se pasa por todo un proceso y uno de ellos es pasar por las siete puertas, despues se llega al juicio con los Anunnaki, jueces del inframundo, quienes juzgaban al muerto según sus actos en vida sin importar lo bueno o lo malo que hayan realizado, pero esto es a modo de ver irrelevante por que se vivia aun así de una forma desadecuada en el inframundo, es importante resaltar que en general, los habitantes de la civilización mesopotamica eran demaciado misticos y tenian sus creencias bien arraigadas, y porsupuesto tambien sus tradiciones, gracias a varios escritos como el codigo de hammurabi, Enuma Elish que nos habla acerca de la creacion y el mismo Guilgamesh, nos podemos hacer una idea de cuales eran sus pensamientos acerca de la muerte y cuales eran sus costumbres, se puede decir que esta fue una gran civilizacion centrada en ser politeista.


Otras celebraciones a los muertos eran el um bubbulim , pasaba una vez al cuando la “luna desaparecía por la conjunción con el sol” y había comida.
Otra celebración, también era conocida como Abum celebrada una vez al año, significaba la celebración “del día de todos los muertos”.

ENTIERRO DE REYES:

Los reyes, además de llevar objetos de valor tanto sentimental como material, también eran enterrados con otras personas, muy posiblemente sus sirvientes, estos entregaban sus vidas para servir al rey después de su muerte ya que este después de morir se convertía en un dios.
Un ejemplo de esto, son los tesoros encontrados en las tumbas de diferentes reyes. Esto también muestra la actuación de los sirvientes en todo el rito funerario, al ver su disposición espacial de estos y del rey, mostrando su disposición frente a este y una representación del orden cosmogónico mesopotámico.

1 comentario:

Fabio Andres Medina Ostos dijo...

Hola, te felicito por este buen artículo. Me gustaría saber qué fuentes usaste para obtener esta información. Saludos.